Hoy he visto la película "En tierra de nadie" (su título original "No one's land", que realmente traducido viene a ser "la tierra de nadie"), y he querido escribir este artículo sobre el papel de la ONU y sus llamados "cascos azules" en los conflictos armados internacionales.

El argumento de la película es sencillo de entender. En la guerra entre Bosnia y Servia, cosas de la casualidad (aparece explicado en la película pero no es el centro del argumento y no viene al cuento explicarlo), un soldado bosnio y otro soldado servio aparecen en la llamada "Tierra de Nadie", territorio no controlado ni por servios ni por bosnios. Más cosas de la casualidad, hay un segundo soldado bosnio en ese lugar, que resulta que está vivo, y no muerto como los demás tal y como pensaban, sobre una mina que explota al quitar el peso que la ha activado, así que no se puede mover. Lógicamente, soldados de bandos contrarios tienen sus "problemillas" de convivencia, pero conviven, al menos. El caso es que los ejércitos (tanto un bando como el otro) no saben a qué bando pertenecen estas personas, ni siquiera saben si son civiles o soldados. Soldados de un bando (no recuerdo cual pero esto es lo de menos) se ponen en contacto con la ONU, las Naciones Unidas, que están presentes en el conflicto, para ver qué hacer. Y finalmente, a pesar de la oposición de los altos mandos de la ONU (***), una unidad de cascos azules acude al lugar, acompañados de la prensa internacional, para desactivar la mina. El final de la película es que no desactivan la mina por la imposibilidad de hacerlo (por el tipo de mina), pero los cascos azules se retiran con la prensa, todos tan contentos.

El primer tema a tratar aparece en el argumento que he contado, con esos asteríscos (***). Hablaba de la oposición de los altos mandos de la ONU, porque la función teórica de los cascos azules en este tipo de conflictos internacinales es únicamente asegurar el reparto de la ayuda humanitaria, sin posibilidad de tomar parte en el conflicto armado. Por eso titulaba el artículo con la referencia al tema del papel de la ONU en los conflictos armados internacionales.

Mi opinión es que el papel que juega la ONU en estos conflictos es impresionante, hacen un trabajo genial. Por un lado la apuesta por la resolución de conflictos mediante el diálogo, y por otro lado asegura el reparto de la ayuda humanitaria. Supongo que sabes que la ONU, aunque no tiene propiamente dicho un ejército, tiene a su disposición soldados de muchos países y que, cuando ocurre algún conflicto, estos soldados pierden su "nacionalidad", y en vez de representar a su país/nación, trabajan bajo el término "cascos azules" (podéis imaginaros que los cascos que usan son azules), y todos los distintivos de los materiales militares, vehículos, tanques... hacen referencia a UN (siglas de United Nations, Naciones Unidas en inglés), portando la bandera de la ONU, azul con esas ramas de olivo. En principio, como estos soldados no tienen nacionalidad, y como no toman parte en el conflicto que tienen dos bandos, tienen completa protección, ya que ninguna de las partes implicadas en el conflicto puede tener algún resquemor contra ellos (ventajas de no representar a una nación sino a las Naciones Unidas), y su función es humanitaria. Aún así estos soldados llevan armas, y ponen en completo peligro sus vidas, pues todos sabemos que estos principios básicos de no atacar a los cascos azules, así como a la Cruz Roja y a la Media Luna Roja Internacional, no siempre son respetados.

Pero deberíamos preguntarnos. ¿Es lógico que un "ejército del mundo" o de las Naciones, estando presente en el conflicto, y teniendo la fuerza suficiente, no tome parte de una forma más directa en el conflicto? Esto, desde luego, conllevaría el sufrimiento de ataques por parte de uno o incluso ambos bandos. Yo no lo defiendo, ni lo rechazo, solo lo planteo, y mis cortos conocimientos sobre la materia, no son mínimamente suficientes para evaluar este complejo asunto.

Esta película me recuerda a "Hotel Rwanda", el tema de fondo es exáctamente el mismo. El argumento, lógicamente, es diferente: se sitúa en la guerra civil del congo belga, hoy día Ruanda. Para conseguir un tratado de paz las Naciones Unidas intervienen. Soldados, "cascos azules", están presentes en el país, pero la situación se agraba. La película se centra en un capitán de la ONU que trata de defender a un hotel; su propietario cobija a refujiados de los dos bandos, y las guerrillas se enteran de ello. Pero el telón de fondo es el mismo, el papel de la ONU en conflictos armados internacionales.

Mi pregunta es la que ya he formulado. Está bien, muy bien, que la ONU busque la paz hablada y garantice el reparto de la ayuda humanitaria en situaciones de conflictos armadas. Ahora, ¿sería mejor, más justo, que ante situaciones de violaciones de los derechos humanos interviniesen? Tal vez, a primera vista, sea lo mejor. Pero tal vez sea lo peor, ya que la ONU perdería su papel de neutral, y sería objetivo militar de los dos bandos. No sé. Ni lo voy a saber. Tan solo lo planteo. Cada uno tendrá una opinión. Espero que esto te ayude a formular tu propia opinión, aunque no sea la misma que la mía. Un comentario tuyo puede aportar ideas nuevas que no se me habían ocurrido.